Hostería Cantarranas se ubica en una casa cuyos orígenes nos trasladan al siglo XVI, siendo probablemente testigo del paso del Emperador Carlos V en su último retiro hacia el cercano monasterio de Yuste. La rehabilitación del edificio ha sido realizada por su dueño (Cipri), constructor restaurador de casas rústicas, respetando materiales y distribuciones originales.

La decoración ha estado en manos de su propietaria (Charlotte) cuya profesión como diseñadora textil se deja ver en la atmósfera de la casa, donde se armonizan ingeniosamente el más puro estilo tradicional de la zona con unos serenos aromas nórdicos, cargados de buenas dosis artísticas. (Ver también www.charlottehouman.com).

La casa está situada en la antigua calleja de Cantarranas, en el centro histórico de Cuacos, abriéndose su fachada posterior sobre un paisaje en continuo tránsito por las estaciones: nos muestra una sierra de gargantas refrescantes en verano, de nieve color rosa en los atardeceres de invierno, una primavera amenizada por el canto de las ranas (¡claro!) y el cruce esporádico de las cigüeñas por la huertas vecinas envueltas en aromas de azahar, y de otoños con sabor a setas, y donde los colores de la naturaleza hablan por sí mismos.

 

 
 
 
Disponemos de una habitación especial situada en un antiguo secadero de pimientos rehabilitado y anexo al edificio principal, con dos camas + 2 supletorias.
 




  • Exterior: Terraza con fuente y muebles de jardín.
  • Interior: Colección de juegos, Equipo de música, Microondas, Calefacción, Comedor, Televisión en habitación, Baño en habitación, Secador de pelo en las habitaciones, Chimenea, Televisión, Biblioteca, Sala de estar. Existe un salón de uso común con chimenea, un comedor para disfrutar de sus copiosos desayunos, y un bar de uso exclusivo para los clientes alojados.
  • Servicios: Se sirven desayunos,  Documentación sobre la zona,  WiFi gratis.
  • Idiomas: Alemán, Inglés, Danés, Español.
  • Situación: En el casco urbano, Acceso asfaltado.